Historia

Se sabe que hacia el siglo XII
fue fortaleza musulmana y que
formaba parte de la línea
defensiva que los árabes
construyeron en las riberas del
río, para contener la creciente
presión de los reyes cristianos.

En el año 1211 una expedición relámpago de Alfonso VIII consigue arrebatar a los musulmanes los castillos de Garadén, Jorquera y Alcalá, aunque la dominación cristiana quedará garantizada un año después, cuando la victoria sobre los almohades en las Navas de Tolosa rompe toda la defensa árabe y deja libres a la población todas las tierras de la actual provincia de Albacete

En el año 1211 una expedición relámpago de Alfonso VIII consigue arrebatar a los musulmanes los castillos de Garadén, Jorquera y Alcalá, aunque la dominación cristiana quedará garantizada un año después, cuando la victoria sobre los almohades en las Navas de Tolosa rompe toda la defensa árabe y  deja libres a la población todas las tierras de la actual provincia de Albacete.

Inicialmente, Alcalá firmó un documento en el Grao de Valencia, concediendo a Alcalá del Júcar el villazgo y la segregación con respecto a Jorquera, con asignación del Fuero de las Leyes, ordenamiento concejil y otros derechos. Como todas las poblaciones cercanas perteneció al estado de Villena y padeció las vicisitudes de este peculiar señorío, que tanta importancia tuvo en la Edad Media y en la gestación de la moderna monarquía castellana.

Cuando el infante don Sancho se alza contra su padre, Alfonso VIII, ayudado
entre otros nobles por su tío don Manuel. Como premio por su ayuda, don
Manuel recibe tierras y villas que, unidas a su señorío de Villena, van a formar
el primer núcleo del estado de Manuel.
El señorío será engrandecido por su hijo, el célebre infante don Juan Manuel,
que conseguirá repoblar y engrandecerlas villas y aldeas.
La riqueza de sus tierras y su estratégica situación, fronteriza con los reinos de
Castilla y Aragón, acrecientan su importancia, pero son también origen de
numerosas disputas que empezarán a la muerte del infante y durarán hasta el
reinado de los Reyes Católicos.

Alcalá será escenario durante muchos años de luchas y enfrentamientos de los
nobles contra el poder real. Entre ellas hay que destacar la que enfrentó a los
Infantes de Aragón con los partidarios de la monarquía castellana.

Top